Para tener una flora intestinal adecuada y reducir la inflamación celular es importante que consumamos alimentos ricos en probióticos, ya que éstos contienen millones de bacterias beneficiosas para nuestro aparato digestivo.

Y es que el 70% de los sistemas del cuerpo están vinculados al intestino, de ahí que se afirme que es nuestro “segundo cerebro”; cuando éste está limpio y funciona correctamente los malestares se reducen y mejoramos nuestra calidad de vida.

Alimentos ricos en probióticos

  1. Kéfir. Los puedes encontrar de agua o de leche. El kéfir o búlgaros es una combinación de bacterias probióticas y levaduras en una matriz de proteínas, lípidos y azúcares. Los principales microorganismos en el kéfir son la bacteria Lactobacillus acidophilus y la levadura (hongo unicelular).
  2. Yogur. Es rico en péptidos, que regula el tránsito intestinal. La mejor opción es que elijas los de cabra u oveja. Sobre todo natural, sin azúcares, ni conservadores.
  3. Kombucha. Es la mezcla de levaduras que predominan en el hongo kombucha que está llena de bacterias saludables para el colon e intestino. El sabor y gas que producirá un determinado cultivo de kombucha dependerá de la mezcla de levaduras y bacterias que contenga.
  4. Aceitunas. Cuando ponemos estos vegetales en salmorra y acidificamos ligeramente con vinagre aparecen levaduras y bacterias lácteas que mejoran sus propiedades nutricionales (eliminan el amargor y hacen más blanda la textura de la piel)
  5. Miso. Es una pasta de habas de soya o arroz fermentado; contiene  Lactobacillus acidophylus.

Estos alimentos ricos en probióticos poseen un efecto directo e inmediato en el estómago, flora intestinal y colon, debido a que contienen millones de bacterias vivas que te ayudarán a mejorar tu digestión, reducir los periodos de inflamación abdominal, así como el estreñimiento, gastritis y/o colitis.  ¡Elige bien!

Posts Relacionados

Deja tu comentario