A la hora de ir a tu mercado local, es muy importante que te fijes en la textura, olor y color de tus alimentos y cuando hablamos de vegetales verdes es básico que estén llenos de vida…

Es decir,  que sus hojas no se vean negras o con algún tipo de hongo, para garantizar que llevas toda la frescura a tu casa.

Empero, en ocasiones cuando cocinamos los vegetales, éstos pierden su color y aparentemente son poco “atractivos” y es por esa razón que te decimos qué hacer para conservar el color verde de las verduras.

Verde que te quiero verde

De acuerdo al sitio Cuerpomente.com la pérdida del color verde en los vegetales se produce debido a una destrucción o alteración de las moléculas de clorofila que se pierden  durante la cocción, pero esto será cosa del pasado con estos sencillos y eficaces tips. ¡Toma nota!

  1. Cuece las verduras sólo por unos minutos; no dejes que queden muy blandas porque además de perder textura se desvanece su color.
  2. Cuécelas con gran cantidad de agua. Cuanta más agua usas, más se diluye la acidez de las propias verduras, con lo que minimizamos la pérdida o destrucción de clorofila.
  3. No cortes el hervor al añadir las verduras. Añádelas poco a poco para que el agua no deje de hervir. Si las añades de golpe, puedes enfriar el agua demasiado.
  4.  Inicia la cocción con la olla destapada. No tapes la olla durante los primeros minutos de la cocción, así se evaporan parte de los ácidos de la hortaliza que propician la decoloración.
  5.  No añadas bicarbonato al agua de cocción. Este es un error fatal a la hora de cocinar las hortalizas y verduras. Aunque puede mejorar el color, destroza la estructura de la verdura y nos quedará con una textura desagradable y sabor tirando a amargo.

Recuerda que es importante consumir vegetales frescos, desinfectarlos antes de preparar y evitar que éstos se cuezan demasiado. De esta forma garantizas no sólo el color, sino que tienes más nutrimentos en tus  platillos. ¡Elige bien!

Posts Relacionados

Deja tu comentario