La mayoría de las personas tendemos a optar por bebidas más dulces que amargas, ya que hemos acostumbrado al paladar a cosas ricas en azúcares, pero existen muchos beneficios de los tés amargos. Todo es cuestión que te des el “chance” de experimentar y de gozar de los beneficios.

Cuando consumimos tés amargos se estimula la segregación de la saliva, lo cual hace que tu digestión mejore y los movimientos peristálticos funcionen correctamente.

Te decimos algunos de los beneficios de consumir tés amargos en tu bienestar. Cortesía. Pexels.com

Cosas que ganas al ingerir tés amargos

  1. Adiós tóxinas. Uno de los grandes beneficios de los tés amargos es que  son eficaces para limpiar el organismo; depuran la sangre,  activan los procesos metabólicos y optimizan el funcionamiento del intestino y vías urinarias.
  2. Controla el azúcar en la sangre. Otra de las bondades de ingerir hierbas amargas en tu día a día es que mantiene el índice glucémico óptimo en tu cuerpo, lo que beneficia a controlar los antojos por alimentos ricos en azúcares, además de que mejora tu estado de salud.
  3. Reduce el estrés. Cuando bebes hierbas amargas de manera constante notarás cómo te mantienes más en alerta y tranquilo a lo largo del día. ¿La razón? El sistema nervioso capta señales positivas, que merman los efectos y tiempo de estados como estrés, ansiedad e incluso, depresión.

Disfruta de los beneficios de los tés amargos en tu salud; si incorporas una taza de té al día de manera constante notarás los cambios en tu cuerpo. Algunas alternativas son: té negro, té rojo, té verde, té de jengibre, té de cúrcuma, té de boldo y el té matcha.

Recuerda que lo ideal es consumirlos sin azúcar, para gozar de los beneficios de los tés amargos, sino puedes agregar una pizca de miel de agave, que es de bajo índice glucémico o un poco de stevia en polvo. ¡Elige bien!

Posts Relacionados