Es poco habitual consumir arándanos frescos, debido a su acidez, por lo que generalmente los ingerimos deshidratados. Te decimos las cosas que ganas al comer arándanos secos.

¡Descubre sus beneficios!

  1. Los arándanos secos te ayudan a reducir los episodios de diarrea, gracias a su contenido en pectina y su astringencia, que prácticamente te ayudan a  mantener en buen estado el aparato urinario; impiden que ciertas bacterias se adhieran a las células del estómago, la boca y al tracto urinario, por lo que se reducen las infecciones.
  1. Son ricos en antioxidantes, que protegen tu piel de los radicales libres, es decir, de los contaminantes y agentes tóxicos que encontramos en el medio ambiente.

Y es que los radicales libres pueden dañar las estructuras celulares, aceleran el envejecimiento y aumentan el riesgo de padecer ciertos tipos de cánceres.

3. Son ricos en vitaminas B y C, potasio, calcio y ácidos Omega 3, que ayudan a limpiar y a purificar la sangre, por lo que es ideal para la salud metabólica y cardiovascular.

  1. Otra razón para decirle sí a los arándanos secos, es que además de saber ricos, son benéficos para tu cerebro; mejoran la capacidad mental, y preserva las neuronas en buen estado.

El consumo habitual de los arándanos podrían ayudarte a retrasar el proceso de degeneración mental, que ocurre en la vejez, y mejoran los procesos de aprendizaje.

En VERUM contamos con diversos frutos secos como los arándanos, que también puedes disfrutar como botana saludable en tu día a  día. #eligebien #comidadeverdad

Posts Relacionados

Deja tu comentario