“Si cabe en tu mente, cabe en tu vida” y sí, el éxito no depende de suerte o de poseer mucho dinero, sino de la fe, disciplina y esfuerzo que tengas en el proyecto que emprendes. Nadie dice que el camino es fácil, pero tampoco imposible.

Y en esto coincide, Erika Carrillo Rodríguez, owner-CEO de Happy Marmalades, una empresa mexicana que se dedica a elaborar y exportar mermeladas artesanales con frutas tropicales, que no sólo brindan sabor y textura, sino bienestar, ya que sus ingredientes son 100% naturales y benéficas para tu cuerpo.

En entrevista para VERUM,  Erika afirma:

“Lo que nos distingue es que nuestros procesos sí son artesanales y cada frasco de nuestros productos contienen 80% de fruta y son endulzadas ligeramente con miel de agave orgánica, por lo que son ideales para las personas que cuidan su figura o tienen algún problema metabólico como la diabetes”.

El hecho de que Happy marmalades trabaje sólo con frutas tropicales es un gran valor agregado en el extranjero,  ya que “salen” de los sabores comunes y tradicionales como: fresa, zarzamora, durazno, etc…

Los orígenes…

Todo empezó como un hobbie de la señora Lety Rodríguez, madre de Erika y socia fundadora de la marca, pero desde el 2013 empezó a venderla en mercados orgánicos y locales de  Jalapa.

“Recuerdo que el primer sabor que sacó mi mami y que ganó mucha aceptación fue la mermelada de Guayaba y el aderezo de cilantro”.

A la par de que la señora Rodríguez preparaba estos productos, por el simple hecho de que le gustaba, Erika su hija se encontraba de viaje por Europa por cuestiones laborales y a su regreso se da cuenta que en el extranjero no existían opciones reales de sabores y calidad de mermeladas.

Y a esto coincidió con que su mami, la señora Lety perdió el trabajo (ella es odontóloga)  y en México, como es de esperarse, es difícil colocarse en el mercado laboral, sobre todo si eres mayor  de 50 años, así que tras varias pláticas, decidieron incursionar como una  empresa de exportación, aunque prácticamente no tenían la menor idea de cómo crear y llevar una compañía.

“Mirando atrás, si algo podría decirles a las personas que están dispuestas a emprender, es que no tengan miedo y sean profesionales desde el principio. Hay que ponernos las pilas y ser responsables desde el día uno. Tener los estándares de calidad más estrictos y confiar”.

Empresa de mujeres

Happy marmalades, que nació por una necesidad de ser autosuficientes, es una empresa que está compuesta por mujeres. Actualmente hay más de 10 mujeres contratadas, así como otros empleos que ofrecen de manera temporal.

Contratan a personas mayores de 50 años, madres solteras o bien, mujeres que son, por azares del destino, las  jefas de familia.

“Y hemos visto cómo se  forman lazos de solidaridad muy unidos. Somos una empresa con horarios flexibles, pero cuando hay momentos de estrés, ellas se ponen la camiseta de la empresa y dan lo mejor de sí para cumplir con las producciones, calidad, etc”.

Para Erika y su madre Lety es sumamente satisfactorio ver cómo lo que empezó en una cocina pequeña en Cuernavaca, Morelos, ahora es una empresa constituida, que están en San Miguel de Allende, Guanajuato. Cuentan con una cocina de más de 200 metros cuadros y exportan a diversos países como Rusia, Alemania y están por entrar en Estados Unidos.

“Primero entramos al mercado internacional y luego ya en México donde tenemos presencia en varias tiendas orgánicas y naturales, así como diversas farmacias y tiendas online. Si tienes un sueño y metas claras, todo se puede lograr. Nada es imposible”.

Posts Relacionados

Deja tu comentario