Sin duda el cambio de hábitos es determinante para ganar salud y tener bienestar.  El paso más importante es alimentarnos con comida de verdad: sin químicos, pesticidas, hormonas, conservadores, antibióticos, ni azúcares añadidos.

Y los alimentos fermentados son una excelente opción para restaurar nuestra flora intestinal, limpiar el cuerpo de toxinas,  excesos del pasado y mejorar nuestra digestión.

Además, cuando combinas estos alimentos fermentados con una ingesta constante de vegetales, frutas naturales y proteína de buena calidad, son eficaces para bajar de peso. ¡Conócelos!

 

  1. Kombucha. La clave está en el hongo con que esta bebida se prepara a base de té negro. Tiene un impacto muy positivo en la microbiota intestinal.
  2. Yogur. Aquí lo más importante es la preparación y los ingredientes. Es decir, que sea orgánico, sin hormonas, antobióticos, ni azúcares añadidos, para gozar de un verdadero beneficio.
  3. Kéfir. Es otro tipo de fermentación láctica que además de ayudarte a bajar de peso, fortalece tus defensas y reduce la inflamación abdominal.

Hacer pequeños cambios de hábitos, como ingerir de manera constante estos 3 alimentos fermentados,  son benéficos para perder peso y mejorar tu sistema inmunológico y tu salud digestiva. ¡Elige bien!

Posts Relacionados